Lagna: “Vamos a hacer test sorpresivos de narcolemia a los policías”

El ministro de Seguridad planteó que “alguien con un arma a cargo, no puede estar drogado”, en referencia al arresto en Mitre al 900, donde uno de los agentes dio positivo por cocaína

El ministro de Seguridad de la provincia, Jorge Lagna, señaló este viernes que el gobierno provincial estudia realizar controles de narcolemia sorpresivos a los policías, para verificar si consumieron drogas, tras el incidente en Mitre al 900. “No podemos tener a una persona drogada con un arma”, remarcó el funcionario.

El tema surge como respuesta a la situación ocurrida este martes en el centro de Rosario, con el resultado positivo que dio el test de uno de los uniformados que actuó violentamente en un operativo, cuando varios uniformados apresaron a un conductor que había cometido una infracción de tránsito. 

“Cuando conocimos el resultado positivo de este agente, activamos inmediatamente los resortes preventivos. Para mí es un enfermo y el flagelo de la droga atraviesa a toda la sociedad. Por eso, por un lado, tiene que ir a un tratamiento. Por otro lado, habrá para él una sanción muy dura. Porque no podemos tener a una persona con un arma, drogada”, amplió Lagna, que realizó las declaraciones en el marco de la presentación del Operativo Verano de las fuerzas de seguridad, que tendrá policías caminantes y en bicicleta como refuerzo.  

Conjuntamente, sobre el consumo de drogas en la fuerza policial, Lagna sostuvo que “hay más de 23 mil agentes” y que “no se puede asegurar que ninguno de ellos tenga el hábito de consumir drogas”.

“Por eso tenemos que conseguir, quizás con un proyecto de ley para que sea de forma permanente, que haya controles. Y antes que eso pase, tengo la intención de ir estableciéndolos de forma sorpresiva. Lo hablé con el comandante Brilloni (el nuevo secretario de Prevención y Control Ciudadano)”, subrayó Lagna. 

Por último, el ministro detalló que reconstituyó el área de Control Policial que estará a cargo de Raquel Cosgaya. “Si hay un policía que delinque, es un delincuente”, cerró.