Los ensayos de la Fase 1 de la vacuna argentina contra el covid-19 comenzarán en enero

Se trata de la denominada “Arvac-Cecilia Grierson”, en homenaje a la primera mujer médica del país. Está pensada como refuerzo para personas que hayan recibido el esquema completo

Argentina iniciará en enero los ensayos de Fase 1 en seres humanos para una vacuna contra el covid-19, según informó el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

El titular de esa cartera, Daniel Filmus, dijo que la denominada “Arvac-Cecilia Grierson”, en homenaje a la primera mujer médica del país, “terminará a fin de 2021 con los estudios preclínicos”, mientras que se prevé para enero de 2022 los ensayos de Fase 1.

“Esperamos que el desarrollo permita, con el aporte del Estado y la articulación con el sector privado, poder a fines de 2022, principio de 2023, escalar la producción para tener la vacuna nacional”, subrayó el ministro a través un comunicado.

La vacuna que está desarrollando la Universidad Nacional de San Martín (Unsam) con participación del Conicet y el Laboratorio Cassará se encuentra en el paso del laboratorio a la industria en un trabajo de codesarrollo con la empresa. El conjunto de capacidades científicas de la Unsam-Conicet y las del laboratorio privado logró producir la vacuna con buenas prácticas de manufactura, la cual en las pruebas preclínicas en el laboratorio mostró ser eficaz frente al virus y ahora se están terminando los ensayos toxicológicos.

Estos ensayos se hacen en el Centro de Medicina Comparada (CMC) de la Universidad del Litoral (UNL). Una vez concluidos, se enviarán a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) los protocolos del ensayo de Fase 1 para su validación. Tras ser aprobados, se iniciará la Fase 1 durante el mes de enero de 2022.

Las fases clínicas tienen tres etapas: en la primera, se evalúa la seguridad de la vacuna en un grupo reducido de personas; en las Fases 2 y 3 se escala a grupos más numerosos de voluntarios.

ARVAC-CECILIA GRIERSON
La vacuna está pensada como refuerzo para personas que hayan recibido el esquema completo de otras vacunas y cuya respuesta inmune empieza a bajar luego de un período superior a seis meses y también como vacuna de primovacunación, según se informó oficialmente.