Avanza plan para lograr que el Malbec argentino ingrese a China con arancel cero

Se busca acordar con las autoridades asiáticas facilitar el ingreso de la cepa emblema del país

Mientras Argentina sigue con la articulación de esfuerzos públicos y privados para promocionar el vino nacional en China, tomaron impulso negociaciones con el fin de lograr el ingreso con arancel cero para el Malbec, la cepa emblema del país, en este mercado estratégico con gran potencial de crecimiento, según indicaron fuentes oficiales y empresariales.

En octubre se desarrolló el primer evento de promoción del vino Malbec argentino en Beijing, dirigido a funcionarios de la República Popular de China, con el objeto de establecer formalmente conversaciones entre ambos países para lograr el ingreso de vinos de la variedad Malbec libres de arancel a este país.

La estrategia se acordó y tomó impulso tras la reunión entre el presidente Alberto Fernández, el titular de la Cámara Argentino- China, Sergio Spadone, y José Zuccardi, presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar). Allí se analizaron las potencialidades y la competitividad del mercado para expandir las exportaciones de vino Malbec a China.

El evento celebrado a fines de octubre en China contó con la participación del Ministerio de Comercio (Mofcom) y miembros del Partido Comunista Chino, así como cámaras, asociaciones, importadores y distribuidores.

El encuentro se realizó en la Embajada Argentina en Beijing a cargo del embajador Sabino Vaca Narvaja y contó con la participación de Leandro Compagnucci, jefe de la Cancillería de la Embajada Argentina en China, y del equipo diplomático de la representación argentina en esa ciudad.

Al respecto, Compagnucci señaló que el consumidor chino “reconoce cada vez más al vino argentino y hay que ir trabajando para apuntalar el crecimiento del consumo de vino que se da en China”.

Un equipo multisectorial trabaja activamente en la iniciativa desde hace un par de meses.

Las gestiones desarrolladas se enmarcan en Plan Estratégico Vitivinícola (PEVI) en su actualización al 2030, donde la institucionalidad y articulación entre las instituciones partícipes constituyen la estrategia para lograr aumentar el volumen y valor de las exportaciones y los mercados destino de nuestra bebida nacional.

Argentina se ubica entre los diez principales países importadores de vino a China y se encuentra ganando terreno en los medios digitales.

Desde el sector vitivinícola destacaron que los consumidores chinos “valoran la naturalidad, el sabor, frescura y consideran al vino tinto como más saludable porque contiene menos alcohol comparado con las bebidas espirituosas”.

Existe una preferencia del vino tinto por encima del blanco o rosado, principalmente por su color rojo al asociarse con cuestiones positivas, bienestar, poder y buena suerte.

El sabor y los estilos del vino están tomando importancia dentro de las consideraciones, por lo que Argentina tiene una gran oportunidad para crecer.

Durante de noviembre y diciembre se continuará con esta acción de promoción con funcionarios chinos en las ciudades de Shanghai y Shenzhen como previa a la visita que se espera realice el presidente argentino a China a principios del próximo año.

Las 10 bodegas presentes en Shanghái -Luigi Bosca, Familia Arizu, Casarena, Doña Paula, Familia Zuccardi, Finca El Origen, Grupo Avinea, La Rural/Rutini Wines, San Huberto, Susana Balbo Wines y Tapiz-, resaltaron la importancia de continuar generando acciones de capacitación, promoción como así también la reducción arancelaria que permita generar mayor competitividad para desarrollo mercado.

Imagen: gentileza Markus Spiske en Pexels