El gobierno de Santa Fe descontará el día de paro a docentes de escuelas públicas

El ministro de Trabajo de Santa Fe, Juan Manuel Pusineri, atribuyó la negativa a aceptar el aumento salarial ofrecido “a una situación interna” del gremio que los representa

El ministro de Trabajo de Santa Fe, Juan Manuel Pusineri, anunció este jueves que a los docentes de escuelas públicas que se adhieran al paro convocado para el próximo miércoles se les descontará el día y atribuyó la negativa a aceptar el aumento salarial ofrecido por el gobierno “a una situación interna” del gremio que los representa.

La asamblea provincial de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafe) rechazó la oferta de un 17% de aumento en forma escalonada, que eleva a 52% la suba anual si se cuenta el 35% de marzo, a diferencia de los gremios estatales y de los maestros de escuelas privadas, que la aceptaron.

“El día que no se trabaja, o el día de clase que se pierde, es un día que no se liquida”, dijo en rueda de prensa Pusineri, quien reivindicó el de huelga “como un derecho humano fundamental”.

Pusineri dijo que “esta es la propuesta del gobierno y la vamos a ratificar”, al tiempo que evaluó el paro “una medida desproporcionada”, que atribuyó a una disputa interna de Amsafe.

“Que frente a una propuesta que es la mejor de la Argentina y un salario docente en la provincia de Santa Fe que, si no es el mejor, es uno de los mejores de la Argentina, que la respuesta sea un paro, nos parece desproporcionado”, añadió.

Asimismo, Pusineri dijo que es “Amsafe o la dirigencia que propone rechazar la propuesta quien le debe explicar a los padres y a los alumnos por qué actúa de esta manera” y sostuvo que el incremento se les liquidará “a los que aceptaron”, por lo que “mientras no se acepte por parte de Amsafe, no va a haber liquidación del aumento”.

Por último, el funcionario pidió repasar “cuándo un sector de Amsafe del sur de la provincia aceptó alguna oferta salarial” y en esa línea interpretó que es una “negociación atravesada por una situación interna” del gremio, donde “un sector rechaza sistemáticamente todas las propuestas y a veces se impone en las asambleas”.