Gigliani: “La revitalización del área central de Rosario debe ser pensada como una integralidad”

La concejala de Iniciativa Popular votó en contra del proyecto del Ejecutivo

Para la concejala Fernanda Gigliani “la revitalización del área central de la ciudad debe ser pensada como una integralidad”.

“El área central debe ser pensada como una integralidad, ahí es dónde entendemos que hay un error en la génesis de la presentación de estos cuatro mensajes enviados a este Concejo por el Intendente, dónde se ve en forma parcializada un sector del área central. “, indicó Fernanda Gigliani.

Agregando “no acompañamos los cuatro mensajes del intendente”, porqué se ha hablado mucho en estos meses del tema, hay una coincidencia unánime respecto del diagnóstico de la situación, en Rosario nuestra área central, sufre una crisis, al cual no son ajenas las grandes ciudades en todo el mundo, una crisis que tiene sus orígenes en las nuevas formas de consumo y de vida de sus ciudadanos.

“Es necesario sincerar el término revitalizar, ello implica da vida a algo que por un tiempo no tenía actividad, por ello difícilmente uno logre revitalizar sólo de la mano de las normas urbanísticas, con la modificación de mayores índices de edificabilidad.”

Lo ocurrido recientemente en la noche de las peatonales, el estado se colocó en un rol articulador con los distintos actores generando una oferta absolutamente diversificada tanto en la calle Córdoba como San Martín, en otro horario distinto en el que estamos acostumbrados. Ello hizo que miles de rosarinos se visitarán el centro de Rosario en forma masiva, cosa que resultaba impensada.

Por ello si se le quiere imprimir una nueva dinámica al área central se debería haber diseñado un plan integral de revitalización, acotá Fernanda Gigliani, ya que el centro fue pensado y diseñado hace mucho tiempo como un área comercial, bancaria y de trabajo.

Lo que se vota hoy, tiene sabor apoco, explica la concejala de Iniciativa Popular, porque sólo se está pensando en índices de edificabilidad y difícilmente, si no se acompañan estas iniciativas con otros programas que tiendan a garantizar el acceso de los vecinos a una vivienda en el área central, lo más probable es que todos estos nuevos edificios que se construyan se sumen a las casi 65 mil viviendas ociosas que ya tenemos hoy en la ciudad.

Para terminar, Gigliani expresa que se le reconoce al Ejecutivo el gesto de desistir en la recategorización del inmueble del ex cine Palace, pero si veo con preocupación que se avance en la descatalogación del inmueble de San Juan y San Martín, ya que no se encuentra en estado de ruina, sino no estaría habilitado un comercio, exponiendo la integridad de los rosarinos y rosarinas. Cabe acotar, que la condición de ruina de un inmueble debe estar acreditada por un informe de la facultad de Arquitectura, Planeamiento y Diseño de la UNR, no alcanzando un informe del Programa de Preservación y Rehabilitación del Patrimonio.