Críticas del PJ a la revitalización del área central

Lo trata este miércoles el Concejo

El bloque del Frente de Todos del Concejo Municipal de Rosario, integrado por Norma López, Eduardo Toniolli y Alejandra Gómez Sáenz, rechazan los mensajes del Intendente sobre Revitalización del Área Central.
Aquí la postura:

La “revitalización” del área central propuesta por el Ejecutivo Municipal consiste exclusivamente en un paquete de incentivos urbanísticos y económicos para los desarrolladores inmobiliarios.

Los proyectos impulsados por el Municipio abren la posibilidad de que inmuebles con alto valor patrimonial puedan ser reemplazados por edificios destinados a viviendas u oficinas, borrando de un plumazo parte de la historia rosarina, tal como sucediera cuando se produjo la demolición de las grandes mansiones de Bv. Oroño.

La descatalogación directa de algunos inmuebles (como es el caso del ex cine Belgrano en la esquina de San Martín y San Juan), y la modificación del grado de preservación de otros (como el del ex cine Palace en Córdoba entre Corrientes y Entre Ríos) no hace más que reforzar lo que sostenemos desde el inicio de las gestiones del Frente Progresista: pensar la planificación y el urbanismo exclusivamente desde la mirada de los desarrolladores inmobiliarios y las grandes constructoras, no solo no genera ciudad, sino que provoca mayor desigualdad y déficit habitacional, con la consecuente saturación de los servicios básicos. En este caso, sin siquiera mediar informes técnicos de las áreas competentes, ni de actores especializados en la materia, se está autorizando la demolición de inmuebles emblemáticos.

Si bien entendemos que la Ordenanza 8245 (que crea el catálogo de inmuebles de valor patrimonial) necesita una revisión, no son justamente estos los casos que lo requieren, sino todo lo contrario. Sí -por ejemplo- ameritan revisión los casos de catalogaciones aisladas, que han cercenado el único capital propio de muchos vecinos y vecinas de la ciudad que, por no pertenecer a grandes grupos económicos, nunca lograron obtener el visto bueno de la Municipalidad para ser descatalogados y terminaron con sus inmuebles completamente desvalorizados.

Otra de las iniciativas de esta pretendida “revitalización” céntrica, la que refiere al desarrollo de proyectos edilicios en las grandes playas de estacionamiento, establece una nueva delegación de potestades propias del Concejo Municipal al Ejecutivo (como sucedió con la tarifa del transporte o el monto de las tasas).

Sostenemos que además de revisar estás anomalías, la construcción de un verdadero plan de revitalización debe ampliarse, incluyendo sectores de la producción, el trabajo y la cultura.