La Bancaria rechaza la prescripción de la causa por el vaciamiento del Banco de Santa Fe

La causa en cuestión se extendió por más de tres décadas e inició a raíz de las denuncias efectuadas en agosto de 1990 por la Comisión Gremial Interna del Banco Provincial de Santa Fe

La Asociación Bancaria realizó este jueves una conferencia de prensa en la que cuestionó el reciente fallo judicial que declaró «extinguida la acción penal por haber operado la prescripción en la causa» por el vaciamiento del Banco de Santa Fe.

La causa en cuestión se extendió por más de tres décadas e inició a raíz de las denuncias efectuadas en agosto de 1990 por la Comisión Gremial Interna del Banco Provincial de Santa Fe.

Ante el fallo que declaró que la acción penal se encuentra «absolutamente extinguida» por «hechos acaecidos hace más de 31 años», la Asociación Bancaria de Rosario ratificó que «lo que no ha prescripto ni prescribirá es el propósito de recuperar el Banco de Santa Fe para volver a ponerlo en manos del Estado provincial», una decisión que favorecería a los sectores productivos a al conjunto de los habitantes del territorio santafesino.

«La resolución fue inmediatamente impugnada por la doctora Mariela Jiménez Jiménez, que es la fiscal a cargo de la causa, pero con el respaldo del fiscal regional de Santa Fe», contó este jueves el doctor Corvalán, en una conferencia de prensa

Corvalán manifestó ante este medio que la resolución de Busaniche es triplemente nula. «En primer lugar, se dictó sin que participemos como querellantes en la discusión sobre la prescripción. En segundo punto, se dio sin la participación de la provincia, que también es querellante y no fue convocada. En tercer lugar, es claramente nula porque se dicta a favor de quienes dicen ser ellos mismos ‘los imputados’. Para ser considerados imputados debieron haber sido llamado a imputativa. Esas personas no pasaron por imputativa, pero igualmente, por haber sido directores alguna vez del banco, se consideraron con derecho a presentarse y pedir el sobreseimiento por prescripción», explicó el abogado de La Bancaria.

El vaciamiento del Banco resultó ser el inicio y verdadero prólogo de un proceso que finalmente culminó con la privatización del mismo, quedando inicialmente en manos de los hermanos Carlos y José Rhom, más tarde condenados por la justicia.

La Asociación Bancaria recordó que el propio Banco Central advirtió oportuna y reiteradamente sobre las notables irregularidades de esa operatoria al referirse a la existencia de la mayoría de la cartera crediticia otorgada a unas decenas de deudores principales, dando cuenta de la altísima incobrabilidad de dichas acreencias, sin garantías y sin mínimas capacidades crediticias de esos deudores.