Encuesta: ¿Cuáles son los miedos de las mujeres santafesinas?

La encuesta fue realizada desde Impulso para Mejorar, un espacio de participación ciudadana que lidera la diputada Peralta, del que cabe destacar el trabajo por las mujeres y disidencias

Durante el mes de agosto, la diputada Mónica Peralta lanzó una encuesta a más de 400 mujeres e identidades feminizadas, a lo largo de toda la provincia de Santa Fe y de todas las edades.

En cuanto a esto la diputada Peralta se refirió: “El propósito de esta encuesta fue indagar y profundizar en las situaciones de violencia cotidianas que atravesamos las mujeres y las identidades feminizadas, vividas de un modo particular en condiciones sociales, económicas, culturales y territoriales distintas. Si bien estas respuestas no son una novedad, ratifican aquellas problemáticas en las cuales debemos seguir trabajando desde el Estado en todos sus niveles. Hoy es necesario seguir fortaleciendo la perspectiva de género en las políticas públicas y su alcance en la sociedad, así como también, desarrollar estrategias integrales que nos permitan abordar colectivamente estas problemáticas”.

La encuesta fue realizada desde Impulso para Mejorar, un espacio de participación ciudadana que lidera la diputada Peralta, del que cabe destacar el trabajo por las mujeres y disidencias.

La encuesta reflejó que la violencia emocional y psicológica, el miedo a caminar por la calle tranquilas, la imposibilidad de acceder a un trabajo formal o en blanco, y poder terminar con los estudios son las preocupaciones con mayor índice de respuesta, todas superando el 50% de mujeres encuestadas, siendo problemáticas en común, que exceden su ubicación geográfica y sus realidades sociales, económicas y culturales.

DATOS RELEVADOS : “La violencia psicológica y emocional cruza clases sociales y territorios distintos”

En cuanto a los tipos de violencia, se invitó a las participantes a que realizaran un orden de prioridades con respecto a las opciones a marcar:

De las violencias que más preocupan y que atraviesan las mujeres, un 57,7% de las encuestadas estableció que es la violencia emocional. Se trata de un tipo de violencia ejercida cuando, por ser mujeres se reciben críticas constantes, insultos, comentarios despectivos hacia la persona o cuerpo, se las desacredita o trata de “locas” o “exageradas” cuando manifiestan sus emociones o punto de vista y no se valoran las capacidades propias.

Con el 52%, otra de las violencias que sufren las santafesinas es la violencia psicológica (cuando alguien ejerce miedo a través de la amenaza, fuerza a aislar a la mujer de su familia, amistades, escuela o trabajo).

La violencia Institucional se coloca en tercer lugar con el 45,9% de respuestas junto con la violencia económica con el 43,8% y la violencia sexual con el 42%. La violencia vicaria, aquella violencia realizada contra una mujer utilizando como objeto a los/las hijos/as para dañarla y someterla fue elegida con el 34,9% y la violencia digital o en línea con el 31%.

También se les preguntó en relación a las instituciones del Estado, si se sienten acompañadas y comprendidas cuando se acercan a las mismas, como por ejemplo a la justicia, policía, organismos del Estado, para realizar distintos tipos de trámites, denuncias o consultas. La respuesta recibida es que sólo el 9,7% se sienten acompañadas o comprendidas; el 59,7% de mujeres dice que se sienten acompañadas a veces, mientras que el 30,6% directamente no se sienten así.

Siguiendo con las instituciones del Estado, se consultó cuáles eran los temas más urgentes a resolver según las experiencias de cada una. Con el 66,7% se consideró como tema de importancia resolver las consultas o trámites de forma más rápida y sin tener que transitar por distintas reparticiones. Con el 44,1% se consideró que un tema a resolver es el trato respetuoso y profesional.

Esta última observación toma relevancia con la siguiente pregunta que se realizó a las encuestadas, en cuanto al conocimiento de instituciones públicas que pudieran acompañar o asistir en situaciones de violencia, el 60,8% de las mujeres dice no conocer qué instituciones existen en sus barrios para recurrir ante estas situaciones.

La encuesta también indagó sobre el acceso a la educación. El 71,9% expresó la falta de oportunidades para seguir con sus estudios al no contar con disponibilidad económica, falta de tiempo. No tener conectividad (36,9%) e incentivos para estudiar nuevas disciplinas (por ejemplo, ciencia, tecnología, ingenierías, robóticas, otras). Queda de manifiesto que el acceso y la educación respecto de las nuevas tecnologías es desigual respecto de los varones, una brecha que no sólo es generacional sino también de género. Es por esto que es necesario incentivar y educar a niñas y adolescentes en materia de nuevas tecnologías y TICS, instancia que además es urgente para luchar contra el ciberacoso, el ciberdelito económico y el phishing.

En relación a la importancia para el desarrollo laboral, el 59,7% consideró fundamental el acceso a un trabajo digno y bien remunerado, y al 38,2% le preocupa la falta de empleo. La preocupación por el trabajo no registrado y conocer donde se encuentran los espacios que ofrecen las enseñanzas de oficios también tomaron relevancia entre las personas encuestadas.

Finalmente, se les preguntó cuáles son los temas que hoy más las afectan, el 53,4% determinó que sentirse insegura en la calle a la hora de trasladarse a realizar sus actividades, siendo esta una problemática que excede cualquier territorio y clase social.

Con el 39,9% es en relación al sueldo acorde al tiempo dedicado por el trabajo, el 34,1% tiene miedo o incertidumbre al futuro. Otros de los indicadores destacados son no ser escuchada en los lugares que frecuentan o trabajan al momento de la toma de decisiones, y la falta de ayuda en las tareas domésticas.

También la encuesta invitaba a contar una experiencia, o reflexión o lo que quisieran expresar. Algunas de las encuestadas manifestaron la falta de perspectiva de género en instituciones que deberían acompañar y asesorar a las mujeres en casos de estar transitando violencias. La gran preocupación por la brecha de género en materia laboral, donde en algunas empresas hoy se prefieren hombres antes que las mujeres.

En cuanto a esto, la diputada Peralta presentó un proyecto que hoy cuenta con media sanción en la cámara de diputadas y diputados de la provincia de Santa Fe y espera ser sancionado definitivamente en el Senado, donde se plantea la necesidad de establecer la paridad obligatoria en las entidades con personería jurídica, como PYMES, cámaras empresarias, clubes u organizaciones de barrio, lo cual obligaría a implementar comisiones paritarias y esto facilitaría tanto el acceso al trabajo como la contención para mujeres, además de un cambio social.

También cuenta con media sanción en la Cámara de Diputados y diputadas de Santa Fe el programa de Masculinidades y de Abordaje de las Violencias machistas en el territorio de la provincia, destinado a varones que ejerzan violencia machista y tiene por objeto la atención y prevención desde un abordaje multidisciplinario.

Para concluir, Monica Peralta expresó que “estos proyectos son la manera de generar perspectiva de género en todos los espacios de participación social, ya que el estado solo no puede transformar un sistema enteramente patriarcal. La transformación es paulatina y con una concientización de toda la sociedad, por eso la importancia de que se sancionen estos proyectos”.