Mónica Peralta expresó su preocupación por la actual situación y destino de la hidrovía Paraná-Paraguay

La diputada provincial repartió críticas al gobierno nacional

“Como argentinas y argentinos, necesitamos conocer el alcance que se plantea con la Hidrovía de cara al futuro; cómo se verán afectados nuestros campos, las ciudades, los ríos y humedales, nuestra vida y la de nuestras hijas e hijos”, expresó Peralta y solicitó la necesidad de que: “el Estado garantice el bienestar social, que ocupe las áreas estratégicas, que promueva la flota mercante y fluvial poniendo fin a los miles de millones de dólares que se escapan en fletes de otras banderas que transportan los bienes producidos en el país”.

Asimismo, la legisladora indicó: “La prórroga que brindó el gobierno nacional, si bien resuelve el problema inmediato de la navegación en época de cosecha no soluciona de ningún modo el conflicto de fondo que estriba en la transparencia y utilidad en términos de beneficios para la ciudadanía argentina y cuidado de nuestro río que se le dará a la vía”

La Hidrovía Paraná Paraguay es un sistema fluvial que comparten los países de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay, asimismo, representa un recurso estratégico en la definición del modelo productivo nacional. De los 1200 kilómetros de extensión en Argentina, más de 800 se encuentran en la provincia de Santa Fe siendo el territorio más comprometido del país a nivel social, productivo y ambiental. 

En ese sentido, la legisladora argumentó: “La alteración del ecosistema del Río Paraná, las sequías e inundaciones que provocan, la extinción de especies autóctonas, la desaparición de comunidades, la especulación inmobiliaria en zona de islas y humedales, el ecocidio que en el último año arrasó con cientos de miles de hectáreas bajo el fuego criminal sobre el Delta del Paraná; nada es ajeno a esta discusión, se trata de una demostración palpable de cómo, argentinas y argentinos, tenemos cada vez menos injerencia sobre nuestra soberanía y nuestro territorio”.

El 28 de agosto de 2020 el presidente de la Nación, Alberto Fernández, acompañado por sus ministros y los gobernadores de las provincias de Buenos Aires, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Formosa, Misiones y Santa Fe suscribió el “Acuerdo Federal Hidrovía” donde fue creada la “Administradora Federal Hidrovía Sociedad del Estado”. En dicho acto se dispuso avanzar en el desarrollo del sector promoviendo la elaboración de políticas públicas y acciones en forma integrada y federal.

Al respecto, Peralta explicó: “lo que prometía ser un notable avance en términos de transparencia y beneficios económicos y sociales producidos por esta vía navegable para la ciudadanía Argentina; en noviembre de 2020 y a través de una nueva decisión presidencial se desvaneció en el aire delegando vía decreto al Ministerio de Transporte, el llamado y adjudicación de la Licitación Pública Nacional e Internacional”.

Y agregó: “entonces, la potencial  Administradora Federal Hidrovía Sociedad del Estado, medida que impulsaba, transparentaba y potenciaba el funcionamiento de la vía navegable con una participación del 51 por ciento en manos del Estado Nacional y un 49 divido entre las siete provincias intervinientes, se convirtió en el Consejo Federal Hidrovía; una medida cosmética de carácter no vinculante que atenta contra nuestra soberanía quitándole todo poder de decisión al gobierno y dilapidando extraordinarios beneficios para nuestra población”.

En relación a esto, la legisladora también cuestionó el “poco conocimiento y difusión” que se brinda a la ciudadanía con respecto al tratamiento de la vía navegable troncal y citó el proyecto que presentó hace algunas semanas para que se transmitan por los canales públicos las audiencias del Consejo Federal, “teniendo en cuenta la complejidad de la trama y sus posibles perjuicios para el país, es de vital importancia el acceso de la ciudadanía a lo que se debata por los impactos que tiene la discusión de la hidrovía en la vida de las personas”, al mismo tiempo recordó que Argentina firmó el acuerdo de Escazú, otro frente que entra en contradicción con el tratamiento que se le dé a la vía fluvial en materia de aumento de dragado, entre otros.

Por último, la Diputada provincial concluyó: “Resulta alarmante el hermetismo con que el Ejecutivo Nacional lleva adelante el Consejo Federal de la Hidrovía, en una obra clave como la ya indicada. Y, en ese mismo sentido, preocupa la ausencia a una convocatoria amplia a todos los sectores intervinientes directa o indirectamente que tenga por fin generar un corpus de estudios sobre los impactos medioambientales que puede causar su desarrollo. Un gobierno que se dice popular no puede desconocer esta realidad ni pretender darle curso a una decisión apresurada cuando, lo que está por delante, es nada menos que el futuro de nuestra sociedad”.