Los casinos son la principal fuente de recaudación en Santa Fe

A más de diez años de su inauguración, el casino se consolida como el mayor contribuyente a las arcas del Estado municipal

Los juegos tradicionales de la Lotería generaron utilidades por 807 millones de pesos en 2018 y 1.049 millones en 2019, un incremento de 23 por ciento interanual. Para los casinos, en tanto, la suba fue del 28 por ciento: pasó de 1.009 millones a 1.421 millones. Pero, 2020 fue un año marcado por la pandemia y con pérdidas para el sector.

Santa Fe prohibió hasta 2005 la apertura de casinos en la provincia. Hoy el de Rosario, por ejemplo, se convirtió en el mayor aportante del Derecho de Registro de Inspección (DReI) para la Municipalidad.

El año pasado, el cierre de City Center Rosario por el coronavirus fue un problema para las arcas municipales. De las 24 mil cuentas que pagan DReI (Derecho de Registro e Inspección) la sala de juegos es, por lejos, el principal contribuyente.

Además la sala de juegos es uno de los principales aportantes al Fondo Compensador de Transporte.

A más de diez años de su inauguración, el casino se consolida como el mayor contribuyente a las arcas del Estado municipal.

Según datos de la Secretaría de Hacienda de la Municipalidad, los millones mensuales que la firma aporta a las cuentas públicas están conformados no solo por la actividad del Casino, sino también por los tributos municipales que abonan los emprendimientos gastronómicos, el hotel y los locales comerciales que también operan en City Center.

Pero además del pago de DReI, el casino también colabora en la conformación del Fondo Compensador de Transporte.

Por el casino transitan, en promedio, 15 mil personas por día. Hay dos mil máquinas tragamonedas, 80 mesas de juego, salones de póker exclusivos y bingo.

En detalle, la firma Casino Rosario SA, paga a la Lotería de Santa Fe un canon fijo por la recaudación de las máquinas tragamonedas y las mesas de paño: unos 40 millones de pesos mensuales.

Para el municipio de Rosario no solo es el mayor contribuyente en términos de DReI, sino también en la Tasa General de Inmuebles (TGI).

En 2006, el por entonces gobernador de la provincia de Santa Fe, Jorge Obeid, firmó el decreto para el comienzo de las obras de construcción de los Casinos.

Se invirtieron 450 millones de pesos para la sala de juegos de Rosario, 120 millones para la de la capital provincial y de 33 millones para la de Melincué.

El casino de Rosario es explotado por la firma Casino Club, el de Santa Fe por Boldt, Inverama y Grainco, y el de Melincué por Boldt e Inverama.