El Frente de Todos pide audiencia pública para definir el futuro del transporte en Rosario

El 25 de enero se pone en marcha y en febrero el boleto se va a 45 pesos

Frente al descontento de vecinos y vecinas de la ciudad por no haber sido consultados sobre cambios en el transporte de colectivos, el bloque de Concejales del Frente de Todos-PJ presentó un proyecto para suspender la denominada “Adaptación del Sistema de Transporte Urbano de Pasajeros” -que entrará en vigencia el próximo 25 de enero-, hasta tanto no se realice una Audiencia Pública e incorporar las necesidades de conectividad de toda Rosario.

En estos últimos días quedó en evidencia el rechazo de las y los vecinos de los barrios rosarinos a la medida adoptada por la Intendencia con respecto a los cambios en el transporte urbano de pasajeros. Modificaciones que consisten, entre otras cosas, en cambios sensibles en cuanto a la optimización de las frecuencias, paradas de colectivos cada 400 metros, aumento de la tarifa, eliminación de líneas y fusión de otras, medidas que, de entrar vigencia, significarán un grave perjuicio para las y los usuarios del servicio. Justamente, el Peronismo votó en contra de estas modificaciones el 12 de noviembre del año pasado, cuando el Intendente consiguió que la mayoría de concejales le dieran superpoderes para modificar profundamente el sistema de colectivos.

“Recibimos muchos reclamos de organizaciones barriales y vecinos y vecinas de la ciudad que están muy disconformes con la decisión del intendente Pablo Javkin. En Echesortu, por ejemplo, la decisión de fusionar las líneas 138 y 139 con la 115, afectará gravemente al barrio, ya que los usuarios del Transporte Urbano de Pasajeros estarán obligados a caminar más cuadras en un territorio de crecientes hechos de inseguridad. Del mismo modo, vecinos de Tablada nos expresaron que la fusión de la línea 144 con las 102, quitará conectividad con zonas claves como los Frigorífico Swift, Paladini y Mattievich, donde trabajan muchos vecinos del barrio. La preocupación también la encontramos en integrantes de la Casa del Vecinalista, organizaciones gremiales y en vecinas de Supercemento”, afirmaron Norma López, Eduardo Toniolli y Alejandra Gómez Sáenz, autores de la iniciativa que busca suspender las modificaciones propuestas por el Intendente.

Cabe mencionar que, en materia de subsidios al transporte público, la provincia de Santa Fe recibirá durante el año 2021 y en relación al 2019, un incremento del 278% de recursos por parte del gobierno nacional y del 460% del gobierno provincial. El Estado de Santa Fe, cuando vuelvan las clases presenciales, volcará 2 mil millones de pesos en el sistema de transporte local por medio del Boleto Educativo Gratuito. Al respecto, desde el bloque de Frente de Todos-PJ plantearon que: “ante la disminución de pasajeros como consecuencia de la pandemia, y de las pésimas administraciones en materia de TUP del Frente Progresista Cívico y Social, existe un claro compromiso por parte del Gobierno Nacional y Provincial para el sostenimiento de la prestación del servicio de transporte público en beneficio de rosarinos y rosarinas”. Y se preguntaron: ¿No es momento de encontrar alguna solución que no sea buscar culpables por fuera de la ciudad o utilizar a ciudadanas y ciudadanos como variables de ajuste?

“Ningún proyecto que incluya a trabajadores y trabajadoras puede darse sin diálogo y a espaldas de la sociedad. Son muchos barrios los que se ven afectados con estos cambios que, sin dudas, son una profunda modificación de la conectividad en toda la ciudad de Rosario”, afirmaron les concejales.