Prohibir sobre lo prohibido: la insólita adhesión de Santa Fe a la restricción de circulación vehicular

No se puede circular por las calles de lunes a viernes entre las 0.30 y 6 de la mañana; y los sábados, domingos y feriados entre la 1.30 y 6 de la mañana

La provincia de Santa Fe adhirió al decreto nacional 4/21 que restringe la circulación vehicular en todo el territorio provincial. Lo hizo a través del decreto provincial 6/2021 que entra en vigencia a partir de la hora cero de este lunes 11 de enero de 2021.

Sólo se permitirá el tránsito a quienes formen parte de las actividades consideradas esenciales y habilitadas dentro del distanciamiento social, preventivo y obligatorio en el que se encuentra Santa Fe. Algo curioso si se tiene en cuenta que desde septiembre pasado rige un decreto con las mismas características en la provincia.

De esta forma, no se podrá circular por las calles de lunes a viernes entre las 0.30 y 6 de la mañana; y los sábados, domingos y feriados entre la 1.30 y 6 de la mañana.

A fines de septiembre de 2020, la restricción de la circulación dispuesta por el gobernador Omar Perotti hasta las 6 de la mañana también exigía los permisos para quienes, por ser trabajadores esenciales o de rubros autorizados como la gastronomía, transiten a esa hora por las calles de Rosario.

Los trabajadores de actividades esenciales debían tramitar el permiso a través de la aplicación Cuidar, del Ministerio de Salud de la Nación.

Para los clientes de bares y restaurantes que vuelvan a sus casas durante la noche/madrugada debían tramitar un permiso para salidas sociales a través de la aplicación COVID-19 de la provincia. Además, la restricción para circular en vehículos particulares, sea auto, moto o bicicleta, no rige para los empleados de rubros autorizados como bares y restaurantes.

Hasta aquí, el gobierno provincial nunca informó sobre secuestro de vehículos por transitar sin motivo ni autorización alguna. Tampoco sobre clientes que hayan gestionado la autorización para concurrir a bares y restaurantes. La pregunta que surge es por qué prohíbe sobre lo prohibido y no controla lo que ya rige desde septiembre del año pasado.

El mismo gobernador Omar Perotti recordó a mediados de la semana pasada- mientras se discutía el toque de queda sanitario en todo el país- que en Santa Fe ya regía la prohibición de circulación nocturna.