Por qué Wall Street tendrá injerencia en el precio del agua dulce de Argentina

Su precio fluctuará como sucede con el petróleo, el oro y el trigo. El plan para producir alimentos de las potencias mundiales con los recursos argentinos

El agua dulce ya cotiza en Wall Street, con impacto en las reservas de Argentina. Su precio fluctuará como sucede con el petróleo, el oro o el trigo.

El precio del agua se duplicó en el último año y se estima que su valor seguirá subiendo a medida que sea cada vez más escaso.

La medida tendrá impacto en Argentina. El país tiene un 48 por ciento de su territorio compuesto por agua y es considerado una potencia mundial en cuanto a recursos hídricos.

Uno de los más importantes es el Acuífero Guaraní que Argentina comparte junto a Brasil, Uruguay y Paraguay. Es uno de los reservorios de agua dulce más importante. Cubre 1.190.000 kilómetros cuadrados, con un volumen de aproximadamente 40 mil kilómetros cúbicos, un espesor de entre 50 y 800 metros y una profundidad máxima de aproximadamente 1.800 metros. Debido a su volumen, es el tercero en importancia a nivel mundial.

Mientras que Rosario también juega un rol fundamental. La ciudad está a la vera del río Paraná, uno de los más caudalosos del mundo y que también recorre Brasil y Paraguay.

Hoy en la ciudad, la empresa Aguas Santafesinas produce 380 metros cúbicos de agua.

En 2011, el Observatorio del Agua de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) al gobierno santafesino que investigue la presunta carga de agua del río Paraná a buques cargueros por parte de empresas cerealeras.

El pedido se sustenta en una denuncia que muestra a firmas agroexportadoras de la zona embolsan hasta 4 millones de dólares anuales sólo por la venta de agua a los barcos que operan en los muelles locales.

Un buque puede trasladar hasta 70 mil toneladas de agua de río en sus bodegas.

Sin embargo, el ex director del Ente Regulador del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) Alberto Muñoz, explicó que esa modalidad de negocio ya quedó vieja. “El mundo no necesita llevarse el agua de Argentina. Vieron que lo conveniente era producir en Argentina con su agua dulce y luego llevarse los granos, cereales y porcinos”.

Para Muñoz, son miles de litros de agua por cada kilo de producción porcina. “Y lo mismo para producir soja, carne vacuna y todo tipo de alimentos. Lo producen aquí, con el agua dulce de los argentinos”, agregó Muñoz.

Oscar Urruty, actual presidente del Ente Regulador del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) Oscar Urruty, dijo que Argentina está en una posición estratégica por su reserva de agua dulce y pidió cuidar el recurso. “Las Naciones Unidas

declara el acceso al agua potable como un derecho humano y ahora la misma pasa a cotizar en Wall Street. Debemos posicionarlo ante el mundo, cuidar, defender y hacer valer nuestros recursos”, dijo Urruty.

El presidente del Enrres se pronunció en la misma dirección que Muñoz y dijo que el mundo ve en el agua dulce de Argentina la materia prima necesaria para su producción de alimentos.