Comercios deberán funcionar sin aire acondicionado en Rosario o con puertas abiertas durante el verano

La decisión va en contramano a la normativa actual, que sanciona a comercios que derrochen energía

Comercios, bares y restaurantes de Rosario deberán evitar el uso de aire acondicionado durante la temporada de verano que se aproxima o bien hacerlo con las puertas abiertas durante todo el día.

La medida surge tras la recomendación realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en tiempos de pandemia de COVID-19.

La decisión va en contramano a la normativa actual, que sanciona a comercios que derrochen energía durante la temporada estival por usar sistemas de refrigeración con las puertas abiertas de los comercios.

En 2014, el Concejo aprobó un proyecto que propone sancionar a los comercios de la ciudad que tengan los aires acondicionados en funcionamiento y, al mismo tiempo, mantengan sus puertas abiertas.

En épocas de verano es habitual asistir a situaciones de comercios que mantienen sus puertas abiertas y los equipos de aire acondicionado en temperaturas de entre 15 y 20 grados, mucho más bajo que lo recomendado (24 grados), lo cual requiere de un consumo energético mucho mayor.

El proyecto estimaba que los comercios y edificios que tengan equipos de aire deberán tener un sistema de cierre automático de puertas. Aquellos que infrinjan la normativa serán sancionados con multas que irán de 7.500 a 15 mil pesos.

Un comercio que trabaja un mes con el aire acondicionado en funcionamiento y la puerta abierta emite una tonelada de dióxido de carbono al aire, lo cual es el equivalente al que arroja un vehículo que recorre ocho mil kilómetros.

Por cada grado por debajo de los 24 que funcione un equipo consume un 8 por ciento más de energía, lo cual genera problemas de saturación del sistema en toda la ciudad.

Fuente: vivo247.com