Sindicalismo y pandemia: los nuevos desafíos en la actividad gremial

Por Analía Ratner, secretaria general La Bancaria Rosario

El fallecimiento del Secretario General de La Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), Ramón Ayala, por COVID-19 , pone en evidencia la importancia del rol del sindicalismo en tiempos de pandemia. El Aislamiento Social Obligatorio, primero, y el Distanciamiento Social, luego, fueron instancias en las que derechos y conquistas de los y las trabajadores estuvieron en riesgo.

Jornadas laborales, paritarias, condiciones de trabajo y acceso a tecnología adecuada para afrontar la instancia de teletrabajo fueron y son algunos de los puntos en discusión.

Los trabajadores y trabajadoras cumplieron su labor ante una pandemia que no reconoce edades. Las entidades financieras estuvieron abiertas aún ante la preocupación por el incumplimiento de las medidas preventivas para cuidar la salud de los trabajadores y los clientes. Un fenómeno que trascendió al ámbito bancario y se vivió en el común denominador de la actividad laboral.

Salimos como sindicato a dar una respuesta inmediata, firmando un protocolo que fue acompañado por todas las cámaras y acordando, como base, las medidas que se debían adoptar para garantizar la seguridad de trabajadores/as y clientes de bancos y entidades financieras.

En este contexto, es que hicimos las denuncias pertinentes y el pedido de inspecciones para que nuestro sector este a a altura de las circunstancias que exige vivir y trabajar en tiempos de pandemia.

Desde nuestro gremio salimos con fondos propios para comprar máscaras y entregarlas a compañeros que ni siquiera tenían mamparas divisorias.

Lo mínimo que se le exigió a las patronales fue acondicionar el puesto de trabajo para, no sólo proteger al trabajador o trabajadora sino para a clientes, usuarios y consumidores.

Saber transitar con responsabilidad la pandemia también nos exige, como dirigentes, pensar en una agenda post coronavirus. Ahora lo más importante es la salud de cada compañera o compañero, pero el futuro es bastante incierto, vamos a tener que reinventarnos en muchas cosas. Nosotros siempre vamos a tener como eje, en cada puesto de trabajo, la no flexibilización y la no pérdida de derechos pero no sabemos cuáles pueden ser las consecuencias en el sector.

Es innegable la importancia de los sindicatos en este contexto Se me viene a la cabeza la unidad del movimiento obrero en estos momentos tan difíciles que nos toca atravesar. Una unidad que nos permita, en conjunto, dar respuestas a todos los que representamos.