El radicalismo santafesino puso fecha para unir a la oposición al gobierno de Perotti

Pretende que no se divida la oposición de cara a las elecciones de mitad de mandato

El radicalismo santafesino no se baja de la idea de unir a todo espacio no peronista bajo un mismo espacio o alianza electoral que compita en las próximas elecciones y evite dividir por tres.

Tal es así que esta martes habrá un encuentro por Zoom entre los principales dirigentes del partido centenario en la provincia, con la idea firma de reunir a cuento opositor al gobierno de Omar Perotti levante la mano en territorio santafesino.

Radicales, socialistas, macristas y hasta el partido CREO del intendente de Rosario, Pablo Javkin, unido en un gran frente electoral que evite dividir el voto en tres y dejarle la puerta abierta al peronismo para volver a ser mayoría en las elecciones de medio término.

El senador por el departamento San Cristobal (UCR-Frente Progresista), Felipe Michlig, sostuvo la necesidad de ir a un frente de frentes. Habló de un espacio no peronista que termine conformando un armado que no sea solo electoral, con un fuerte acuerdo programático.

El senador del Departamento General López Lisandro Enrico (UCR), dijo que hay varios dirigentes que siguen la línea de armar un gran frente político. “Lo pensamos con el partido CREO del intendente de Rosario, Pablo Javkin, con el intendente de Santa Fe, Emilio Jatón, la unión cívica radical, el socialismo y el PRO. Tenemos que ser alternativa al peronismo, todos unidos y con un acuerdo legislativo”, opinó.

El diputado provincial Julián Galdeano (UCR), quien ya fue legislador con el Frente Progresista y hoy repite banca pero dentro de Cambiemos, fue uno de los primeros en proponer un gran espacio no peronista que incluya a todos. Lo hizo incluso previo a las elecciones de 2019.

Unir a radicales y macristas en un espacio antiperonistas hoy no es el obstáculo que presenta este objetivo. La piedra en el zapato es el socialismo.

Los antecedentes es este tipo de armados no son de los mejores. Previo a las elecciones presidenciales de 2011, se intentó conformar el Frente Amplio Unen. El mismo se rompió a poco de nacer porque el límite para el socialismo, Pino Solanas y los radicales progresistas que lo integraban (Ricardo Alfonsín) veían en Mauricio Macri y el PRO el límite. Distinta fue la mirada y la suerte de Elisa Carrió, que apoyaba la incorporación de Macri a armado electoral y cuatro años más tarde construyó el camino a la presidencia de Cambiemos.

En el socialismo repiten el mismo discurso que hace un mes.
Entienden que no es tiempo de pensar en elecciones. Que las demandas de la ciudadanía hacia la política en general están puestas en cómo salir de la crisis económica y social que dejará a pandemia.