Ley de ART: el peronismo santafesino entre la obediencia debida y sus principios

La adhesión de Santa Fe dividió aguas entre el gobernador, el ministro de Trabajo y los legisladores. ¿Cómo seguirá el bloque tras la votación?

El peronismo en la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe quedó en una encrucijada ante el cambio de gobierno nacional y el pedido de adhesión a un proyecto emblema del macrismo: la nueva ley de Aseguradoras del Riesgo del Trabajo (ART).

Con la llegada de Alberto Fernández a la presidencia, para algunos la adhesión de Santa Fe a la ley de ART dejó de ser mala palabra. El pedido del presidente al gobernador Perotti ordenó la discusión en el Senado, donde el PJ tiene mayoría y el proyecto se aprobó por unanimidad. Pero el debate se centró en la Cámara de Diputados, donde el peronismo tiene apenas siete legisladores de cincuenta.

La doctora Bruera no cambia. Milita en contra de la ley más allá de quien gobierne

El voto del peronismo aquí no es influyente en lo macro, pero ha generado fuertes cruces en el microclima político-partidario. Mientras Juntos por el Cambio apoya como siempre el proyecto de ley, el Frente Progresista (con amplia mayoría) mira desde el balcón y en silencio como el peronismo se divide entre la obediencia debida y sus principios. 

La diputada provincial, Matilde Bruera (PJ), criticó con dureza el pedido de adhesión a la ley nacional de ART y dijo: “El ministro de Trabajo, Roberto Sukerman, miente cuando dice que se trata de un sistema ágil para los trabajadores. En verdad es un sistema ágil para quitarle derechos a los trabajadores”.

“La ley le da facultades judiciales a un organismo administrativo. Es una ley del macrismo, que defiende el ajuste laboral. Fue la ley emblema de Cambiemos. El proyecto que aprobó por unanimidad el Senado es el peor de todos. Con esta ley se vulnera el derecho de los trabajadores y se pone al lobo a cuidar a las ovejas”, dijo la especialista en Derecho Penal.

Bruera integra el bloque que preside Leandro Busatto (Frente de Todos), junto a Luis Rubeo, Lucila De Ponti, Paola Bravo y el presidente del partido Ricardo Olivera. El massista Oscar Martínez tiene su propio bloque.

Busatto dijo en octubre de 2019 (cuando aún gobernaba Mauricio Macri) que “el único objetivo es proteger el negocio financiero de las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART). Busatto tiene línea directa con el presidente Alberto Fernández.

El abogado Busatto es uno de los santafesinos con más llegada a Fernández

Rubeo aseguraba en agosto de 2019: “No voy a acompañar la Ley de ART porque deja vulnerable al trabajador”.

Lucila de Ponti votó en contra de la misma ley cuando era diputada nacional por el Movimiento Evita.

El ex presidente de la Cámara de Diputados, sigue en contra pero ahora más en silencio

Esta misma semana, en un encuentro entre los diputados peronistas se lanzó la siguiente pregunta: ¿La postura de cada uno al momento de la votación pondrá en peligro la continuidad del bloque?, la respuesta fue unánime…….para nada.

Mientras los gremios rechazan de manera unánime el proyecto de ley, el mismo genera internas en el propio peronismo. No tiene votos para influir en la decisión final en la Cámara Baja, pero tiene el peso propio de ser un proyecto de ley que pidió el propio Omar Perotti, por recomendación del presidente Alberto Fernández.

La pregunta es si el texto de la ley es malo o la letra cambia de acuerdo a quién gobierna. 

Mientras tanto, el Frente Progresista se muestra ajeno a una discusión que necesita si o si de sus manos levantadas para aprobarse, pero que divide aguas dentro del partido gobernante.