Cambiemos en Santa Fe sobre el paro de transporte: “Volvió su turno de gobernar y ante la peor crisis en la historia, desaparecen”

Los dirigentes de Cambiemos en Santa Fe criticaron la falta de respuesta por parte del gobierno nacional y sus representantes provinciales ante la crisis histórica que vive hoy el transporte urbano de pasajeros

“Llevamos casi un mes de paro en Rosario y la región, de trabajadores sin cobrar, de comerciantes, ya golpeados por la crisis, solventando el traslado de sus empleados, y lo único que nos ofrecen los representantes del gobierno nacional es un silencio ensordecedor y perverso”, salieron al cruce los dirigentes del espacio de Cambiemos en Santa Fe.

“Los chóferes del transporte urbano e interurbano del departamento Rosario solo recibieron la mitad del sueldo de junio, mientras que a Buenos Aires llegaron $1000 millones de pesos extras para pagar el aguinaldo”, manifestaron desde Cambiemos.

“El transporte de la región es una pieza fundamental en el esquema productivo, en la integración social y hasta para acercar las diferentes herramientas del estado, que en la mayoría de los casos se encuentran en las grandes ciudades. Sin colectivos todo empieza a desmoronarse” añadieron.

En ese sentido, la concejala y vicepresidente del Ente de la Movilidad de Rosario, y referente del espacio sobre la temática, Renata Ghilotti sentenció: “durante años criticaron las políticas de transporte. Volvió su turno de gobernar y ante la peor crisis en la historia, desaparecen. Sin la llegada de subsidios nacionales, el futuro será incierto”.

Puntualmente sobre la situación en Rosario, Renata remarcó: “el sistema planteado por la anterior gestión municipal demostró ser un fracaso”, y que: “la pandemia terminó de derrumbar el castillo de naipes de un transporte que año tras año pierde pasajeros y en donde las deficiencias en cuanto a frecuencias, recorridos y acondicionamiento de unidades nunca fueron resueltas”.

Para finalizar los dirigentes de Cambiemos en Santa Fe coincidieron que la solución no se encuentra al alcance de los municipios, y tiene que pensarse en clave metropolitana: “Las localidades de proximidad a Rosario no tenemos infraestructura sólida para la vida diaria del ciudadano porque somos satélites de las grandes urbes. La crisis, probablemente, nos conduzca a rediseñar el sistema; pero el éxito seguirá ligado a la colaboración nacional”.