Santa Fe: Diputados dio media sanción a ley de autocultivo de cannabis terapéutico

La diputada Agustina Donnet y el diputado Rubén Giustiniani (Igualdad) celebran la media sanción al proyecto que busca regular el autocultivo de cannabis con fines terapéuticos

La Legislatura provincial dio media sanción este jueves al proyecto del Bloque Igualdad, que fuera presentado por la diputada mandato cumplido Silvia Augsburger, que busca regular el autocultivo de cannabis con fines terapéuticos. Se trata de una norma trabajada y militada durante años junto a organizaciones cannábicas. “Este proyecto responde a una demanda de muchas madres que se someten a la clandestinidad por la salud de sus hijos”, dijo la diputada Agustina Donnet, impulsora del texto.

El proyecto aprobado este jueves por la Cámara Baja provincial ampara a quienes necesitan “sembrar, cultivar y guardar cannabis y sus derivados” para uso terapéutico.

Prevé la creación de una autoridad de aplicación (a cargo del Ministerio de Salud provincial), y un programa de producción que deberá trabajar en conjunto con la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Pacientes y profesionales de la salud deberán anotarse en un registro confidencial y facultado para emitir el certificado habilitante correspondiente para acceder a la semilla y/o la planta de cannabis.

Esta sustancia es conocida por su eficacia para combatir la epilepsia y el cáncer, y se receta en pacientes con HIV o a quienes padecen cuadros como la ansiedad y el pánico. Durante el debate en el Recinto, Agustina Donnet agradeció el acompañamiento de sus pares para dar la media sanción, especialmente a Mónica Peralta, y recordó que “es un proyecto que responde a una demanda que ya viene quedando vieja”.

También agradeció el trabajo militante de “Igualdad”, quienes junto a “Despenalización Ya” luchan por los derechos cannábicos desde 2012. “Es el primer grupo político que tomó a la despenalización de la marihuana como un eje programático”, sostuvo.

Detalles

Además de las personas acreeditadas, el cannabis para uso medicinal podrá ser cultivado por el Estado provincial, por asociaciones civiles y por organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro que asistan a pacientes recetados con esta droga.

El acompañamiento del Estado y de las instituciones especializadas resultará fundamental para garantizar la calidad del producto, y abrirá camino a investigaciones científicas necesarias para seguir conociendo las potencialidades del cannabis.

El Estado deberá agregar campañas de difusión destinadas a la ciudadanía en general.