El gremio de aceiteros respaldó el plan de Perotti para Vicentín

Tras la decisión del juez Lorenzini de reponer al frente de la empresa al directorio el sindicato teme que el proceso derive en la quiebra y se pierdan 1500 puestos de trabajo

El Sindicato de Aceiteros que conduce Daniel Yofra, realizó una presentación ante el juez de Reconquista, Fabián Lorenzini, solicitándole que admita el pedido de intervención propuesta por el gobernador Omar Perotti y que cuenta con el apoyo de Casa Rosada con el fin de preservar los activos y su inmediata reactivación.

“Nosotros no tenemos ningún interés político partidario, sino que tenemos la necesidad de que alguien se haga cargo de esta situación y nos saque de la incertidumbre en la que estamos viviendo que no sabemos qué va a pasar”, sostuvo el secretario general, Daniel Yofra.

Por tal motivo, le solicitaron al juez que acepte la propuesta que elaboró la oficina de Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ), a cargo de María Victoria Stratta, quien detalló con precisión el complejo entramado de sociedades que dejarían al margen del concurso las unidades de negocio más redituables de la familia Vicentín, tal como publicó este portal.

Además, al conocerse la decisión de Lorenzini de reponer al frente de la empresa al directorio, encendió las alarmas en el Sindicato ante el temor que el proceso derive en la declaración de quiebra y se proceda a la liquidación de los bienes, lo cual significaría dejar en la calle a más de 1.500 trabajadores en las localidades de Reconquista, Ricardone y San Lorenzo.

“La situación es incierta y las variantes y alternativas que se fueron presentando han ido cambiando, por eso nos parece muy importante que el juzgado acepte la propuesta presentada por la IGPJ”, reiteró Yofra quien aclaró que por ahora, los trabajadores vienen cobrando puntualmente.

Sin embargo, sospechan que la decisión de “devolverle la administración a las personas que llevaron a la empresa al estado de cesación de pagos, a una paralización de las actividades casi total, quienes han decidido concursarse y sobre quienes recaen sospechas e investigaciones sobre su irregular accionar” deriven en el vaciamiento de los activos de la empresa, según manifiestan en el escrito presentado en el juzgado de Reconquista.

“Estas personas, que han llevado a la empresa a esta gravísima situación, pone en peligro la continuidad laboral de nuestros representados, y que han organizado y construido el entramado societario para ocultar la conformación del grupo económico, hoy han sido repuestas en la dirección de la Vicentin SAIC y gozarán del tiempo suficiente para continuar con el vaciamiento de su patrimonio, en perjuicio claro de los acreedores, pero sobre todo, de las fuentes de trabajo”, afirman.

“Por ello es que entendemos que la única garantía de reactivación y continuidad laboral que hoy tenemos los trabajadores aceiteros de Vicentín es la intervención que propone la Inspección General de Personas Jurídicas de la Provincia de Santa Fe, intervención que busca poner en resguardo el interés público y que, en nuestro caso particular, está dado por el interés de los trabajadores de salvaguardar las fuentes de trabajo que están en riesgo”.