Juntos por el Cambio pide transparencia en el uso de la aplicación Cuidar

Piden transparencia y apertura de la información para que no haya ningún tipo de dudas respecto a la utilización de datos de los usuarios

El Gobierno anunció el viernes que el uso de la app CUIDAR será obligatorio para todos los ciudadanos que vuelvan al trabajo y tengan permiso de circulación.

Un documento firmado por Alfredo Cornejo, Patricia Bullrich y Maximiliano Ferraro por la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio, afirma: “Coincidimos en que la tecnología puede ser muy útil en esta fase de la pandemia, para rastrear posibles contactos de los contagiados y, llegado el caso, aislarlos”.

Además agrega: “Nos preocupa, sin embargo, el uso que el Gobierno pueda darle a esta enorme cantidad de datos sobre los ciudadanos a los que tendrá acceso”.

El Gobierno va a saber la ubicación geográfica de cada usuario en todo momento, sus datos sanitarios (provistos por cada usuario) y tiene autorización para compartir algunos datos con redes sociales, como Facebook, entre otras autorizaciones.

“Al ser obligatoria, y al no haber una explicación detallada de sus alcances, proponemos que un comité de expertos analice la aplicación desde su código fuente”, advierten y agregan: “Pedimos, además, la presencia de fiscales informáticos en los centros de monitoreo que alimente esta aplicación”.

En ambos casos propondrán los nombres a integrarse.

“Consideramos, además, la obligatoriedad de la participación en el proceso de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado (Dajudeco), dependiente de la Corte Suprema de Justicia, ya que son los únicos autorizados en nuestra legislación para intervenir en el seguimiento y geolocalización de las personas”.

“Muchos países están lanzando apps de este tipo, con objetivos similares a los de CUIDAR. Y en todos se ha generado un debate sobre sus alcances, por la sensibilidad del tema y la capacidad del mal uso de la información. Pedimos transparencia y apertura de la información para que no haya ningún tipo de dudas respecto a la utilización de datos de los usuarios, y más aún cuando se trata de derechos y libertades individuales”, finaliza el documento.