La industria metalúrgica de Rosario facturó $ 2571 millones desde el aislamiento obligatorio

Una caída interanual del 4 por ciento y con sólo el 20 por ciento de su capacidad en actividad

La Asociación de Industriales Metalúrgicos de Rosario (AIM) presentó un resumen de su informe económico 2020, con una caída en la actividad que se sostiene desde hace 38 meses.

En el Gran Rosario, desde la segunda quincena del mes de marzo de y gran parte de abril, más del 80% de las empresas metalúrgicas, y sus trabajadores, permanecieron sin actividad. Esta inédita situación afecta a 750 empresas 14.500 trabajadores metalúrgicos.

La utilización de la capacidad instalada alcanzó en febrero de 2020 a solo el 39,8% de los recursos. Es uno de los niveles más bajos alcanzados en las últimas cincuenta mediciones mensuales.

Desde mediados de marzo en adelante más del 70% del personal del sector debió encuadrarse en la medida de aislamiento. La facturación de los locales habilitados en la ciudad de Rosario pertenecientes a la Industria Metalúrgica alcanzó a 2.571 millones de pesos, un 49% más que la verificada en el mismo mes del año anterior.

Índice de Precios al Consumidor presentó un incremento del 53%, se estima una caída del nivel de actividad de la industria metalúrgica local de -4% en relación a igual mes del año 2019.

Al cierre de 2019, el indicador de actividad elaborado por AIM presentó una baja de -9,7% interanual. La industria metalúrgica rosarina enfrentó en 2019 el segundo año consecutivo de marcada recesión. Es una de las actividades metalúrgicas que padece las mayores y más prolongadas bajas de producción (38 meses), en parte afectada por el retroceso de la industria automotriz y la construcción.

Entre las ramas metalúrgicas con resultados negativos se destacan: generadores y transformadores eléctricos (-45%), productos metálicos p/uso estructural (-38%), maquinaria de uso general (-26%), maquinaria p/ uso especial (-13%) y equipo eléctrico (-8%), entre otras.

Por el contrario, aparatos de uso doméstico (+20%), fundición de metales (+15%), y carrocerías y remolques (+14%) presentaron los mejores desempeños.

Doce actividades metalúrgicas, sobre un total de quince, registraron en el primer bimestre de 2020 bajas interanuales de actividad: fundición de metales (-21,3%); productos metálicos p/uso estructural (-18%); envases metálicos (- 5,1%); otros productos de metal y servicios de trabajo de metal (-17,8%); maquinaria de uso general (-0,7%); otra maquinaria de uso especial (-14,1%); equipos y aparatos eléctricos (-19,6%); instrumentos médicos, ópticos y de precisión (-4,1%); carrocerías y remolques (-6,5%); autopartes (-7%); motocicletas (-32,6%), y otro equipo de transporte (-3%).

Contrariamente, aparatos de uso doméstico (+23,1%); maquinaria agropecuaria (+92,1%) y equipos y aparatos de informática y componentes electrónicos (+19%) mostraron mejores resultados en relación a enero-febrero de 2019.

La producción nacional de vehículos automotores tuvo una caída del -34.4% La producción nacional de acero crudo cayó -26,8% interanual, como consecuencia del impacto en la actividad del aislamiento social obligatorio dispuesto para mitigar el avance del coronavirus. Todas las actividades económicas en la ciudad de Rosario presentaron en el primer mes del año menores niveles de actividad.

El sector “Autopartes” retrocede desde comienzos de 2019 finalizando el año con una baja de -15,7% interanual, afectado en buena parte por los magros resultados de la industria automotriz.

La fabricación de “Motocicletas” enfrenta en forma reiterada y desde mayo de 2018 y hasta el presente un desplome de su nivel de producción. Es la rama de la industria metalúrgica que exhibe la mayor contracción en los últimos dos años (-32% en 2018 y -60% en 2019). En los dos primeros meses de 2020 vuelve a disminuye -32% frente al año anterior.

Fuente: http://vivo247.com

Imagen cortesía: pixabay vía pexels