Los trabajadores de GM cobrarán el 60% del sueldo para evitar despidos

General Motors fue golpeada por la caída de la economía brasilera que no logra reponerse y las reformas de Guedes

Este lunes, el sindicato que nuclea a los trabajadores de las automotrices firmó un nuevo acuerdo con General Motors para extender el régimen especial de suspensiones ante la demora en la reactivación económica que mantiene al mercado interno deprimido.

Además, la caída de la economía brasilera que no logra reponerse y las reformas de Guedes aún no pudieron revertir la tendencia, impacta de lleno en General Motors ya que es el principal destino de la producción que se fabrica en la planta de Alvear.

Frente a este escenario, SMATA Rosario en acuerdo con la fábrica, extendieron por diez meses el régimen especial que prevé suspensiones por 10 meses para los 1.300 trabajadores regidos por el convenio, modalidad que ya lleva más de dos años aplicándose.

“De esta manera logramos que no hayan despidos”, sostuvo Marcelo Barros, secretario general del sindicato quien explicó que durante los primeros cuatro meses, los trabajadores cobrarán el 70 por ciento, en los 3 meses siguientes percibirán el 65% y para los últimos tres meses del acuerdo, el 60%.

“En 2015, cuando asumió Macri, había tres mil trabajadores en GM hoy tenemos menos de la mitad”, sostuvo Barros y agregó que “hoy la planta produce 15 vehículos cuando en el mejor momento estábamos en 28”, aportó.

Además, la empresa viene de cerrar todo el mes de febrero y la primera semana de marzo pero ahora, con el período de vacaciones agotado, debió negociar con el sindicato la extensión de las suspensiones que se viene aplicando hace dos años.

Sin embargo, la firma de origen estadounidense continúa la construcción de dos nuevas líneas de montaje para la fabricación de dos nuevos proyectos que comenzarían a producirse a partir de julio de 2021. Claro que todo estará sujeto a al devenir de la economía mundial.

Por lo pronto, tanto en GM y en Smata confían en que una vez concluida la instalación de las dos nuevas plantas, la demanda inicial de trabajo se intensifique hasta alcanzar los niveles históricos de tres turno que supo tener la empresa.