Del Cerro va por una ley nacional de educación obligatoria para la prevención de la violencia en el deporte

Apunta a evitar intolerancia, bullying, xenofobia, racismo y cualquier otra forma de discriminación

El diputado nacional por la provincia de Santa Fe, Gonzalo del Cerro, presentó un proyecto de ley que establece la educación y capacitación permanente y obligatoria en la temática de prevención y erradicación de la violencia, la intolerancia, bullying, xenofobia y el racismo para todas las personas que realizan prácticas deportivas en clubes y asociaciones civiles deportivas.

Los establecimientos educativos del país, públicos o privados, de nivel primario, secundario, terciario y universitario, deberán incorporar, en sus currículas respectivas, lo tendiente a la educación y capacitación de prevención y erradicación de la violencia, la intolerancia, bullying, xenofobia, racismo y cualquier otra forma de discriminación vinculadas al deporte.

Del Cerro con el vicepresidente de Juntos por el Cambio, Federico Angelini

Las instituciones deberán realizar todo tipo de actos tendientes a erradicar conductas que tengan como objetivo o consecuencia atentar contra la dignidad de las personas y crear un entorno intimidatorio, humillante u ofensivo. Además de evitar la discriminación y/o violencia contra las mujeres en los ámbitos deportivos, por personas que formen parte de la institución.

El proyecto del diputado radical dentro de Cambiemos establece prohibir y sancionar todo tipo de declaraciones, gestos o insultos proferidos en los recintos deportivos con motivo de la enseñanza, entrenamiento o celebración de actos deportivos, en sus dependencias o en donde se desarrollen los encuentros o competencias deportivas, que supongan un trato manifiestamente vejatorio para cualquier persona por razón de su origen racial, étnico, social, religioso, convicciones, discapacidad, edad, sexo u orientación sexual, como también las que inciten al odio o violencia física o verbal entre personas y grupos.

No se podrán entonar en los recintos deportivos con motivo de la enseñanza, entrenamiento o celebración de actos deportivos, de cánticos, sonidos o consignas así como la exhibición de pancartas, banderas, símbolos u otras señales, que contengan mensajes vejatorios o intimidatorios, para cualquier persona por su origen racial, étnico, social, religioso, convicciones, discapacidad, edad, sexo u orientación sexual, como también las que inciten al odio o violencia física o verbal entre personas y grupos.

Del Cerro con el radical Mario Negri

Los organizadores de competiciones y espectáculos deportivos deberán adoptar medidas adecuadas para evitar la realización de declaraciones, expresiones o manifestaciones en cuya virtud una persona o grupo sea amenazada, insultada o vejada por su género, raza, social, edad, discapacidad, religión, convicciones u orientación sexual o cualquier otra forma de discriminación.

La Nación Argentina otorgará anualmente el Premio a la labor más destacada en la prevención y erradicación de la violencia, la intolerancia y toda forma de discriminación.