Créditos UVA: Fernández descartó más medidas

El presidente sostuvo que ya se aportaron $2.000 millones para ayudar a los deudores

El presidente Alberto Fernández dio por tierra las expectativas de los hipotecados UVA de recibir una solución definitiva al descalce que se generó entre los salarios y los créditos emblema de Federico Sturzenegger.

En declaraciones a radio Continental, el presidente remarcó que “Es un contrato entre privados” el que firmaron los deudores UVA con los bancos y que él, en su momento, advirtió que eran un riesgo para los deudores.

A su vez, remarcó que los deudores recibieron importantes ayudas en los últimos meses para cubrir el valor de las cuotas, en parte como una medida electoralista de Mauricio Macri.

“Estaba en campaña y suspendió las subas de los créditos. Pero el problema es que ahí hay una deuda, el contrato existe y dice que hay que indexar”. El costo del congelamiento entre agosto y enero de las cuotas fue de $600 millones que los puso el Estado con fondos del Procrear, que originariamente debieron destinarse a darles una solución habitacional a otras familias.

“El gobierno hizo que la distorsión no sea tan feroz, entre lo que paga la gente y lo que debería pagar. Para que en un año todos se pongan en orden”, dijo.

En febrero, gracias a un convenio con los bancos, las entidades asumieron un costo de $1.400 millones para suavizar en el tiempo el aumento de la cuota y que no sea del 26% de un mes para el otro -valor que surge de la indexación acumulada durante el congelamiento-.

Así, los hipotecados resultaron beneficiados por un total de $2.000 millones de dólares.

Alberto Fernández también remarcó que como el 70% de los créditos UVA se tomaron con bancos públicos, es el Estado el que termina poniendo la mayor parte de los $1.400 millones.

“Cuando yo escucho a los que han sacado créditos UVA quejarse tan agriamente -que son 90 mil personas, no son millones- los quiero llamar a la reflexión”, dijo el presidente y descartó medidas adicionales.

“El Estado está aportando $2.000 millones para aliviar su situación, no es que el Estado no hace nada”, aseguró.