Economía

Dirigentes agropecuarios amenazan con reeditar el conflicto de la 125

Cientos de productores rurales de distintas zonas del centro del país empezaron a formar grupos de WhatsApp con el objetivo de mantenerse en estado de alerta y organizarse si es que el gobierno entrante decide aumentar las retenciones.

Habría al menos cinco grupos de chats de productores de base en donde se advierte que no permitirán una suba en los derechos de exportación. En algún caso, incluso, hablan de reeditar la histórica pelea por la 125 en el año 2008, cuando cortaron las rutas de todo el país.

Lo que se observa en los chats es que los productores están envalentonados por la remontada de Mauricio Macri el domingo pasado y, fundamentalmente, por la victoria de Juntos por el Cambio en la franja central del país.

Es que, tal como contó este medio, el triunfo de la fórmula Macri-Pichetto en Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Mendoza, San Luis y el interior de la provincia de Buenos Aires fue una muestra clara del voto masivo del campo al oficialismo.

En el bunker del Frente de Todos sospechan que los que fogonean las protestas de productores en las rutas ante una eventual suba de retenciones son Luis Miguel Etchevehere y su mano derecha en Agricultura, Santiago del Solar.

Hasta el momento se sabe es que el equipo de economistas de Alberto evalúan actualizar la tasa de 4 pesos por dólar exportado ya que fue pensada originalmente para recaudar un 10% de los envíos al exterior con un tipo de cambio a 40 pesos.

Actualmente, con el dólar arriba de los 60 pesos, esa tasa de exportación recauda un 6% en todos los cultivos agropecuarios salvo el complejo sojero -poroto, harina y aceite- que tributa un 24% en total (hasta 2015 pagaba un 35%).

Las compañías agroexportadoras nucleadas en Ciara-CEC informaron que durante el pasado mes de octubre liquidaron u$s 1.978 millones, al tiempo que en los primeros diez meses de este año la liquidación asciende a u$s 19.310 millones.

Un punto clave para negociar el tema retenciones con el campo es la designación del ministro de Agricultura. Al parecer hubo contactos con Emilio Monzó, quien habría rechazado el cargo por la extrema dependencia de Economía.

Los nombres que siguen sonando para trabajar en la cartera del campo a partir del 10 de diciembre son el titular de CRA Dardo Chiesa, el economista del INTA, Gabriel Delgado y, por último, Jorge Neme (que responde al tucumano Juan Manzur).

El jueves pasado en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), en el marco de una jornada sobre mercados granarios, los principales dirigentes del sector agropecuario hicieron referencia al tema retenciones, aunque de manera indirecta.

“La administración nacional debe entender que debemos ser aliados estratégicos y no enemigos íntimos. Para salir de la pobreza no hay que romper lo que funciona”, señaló Elvio Guía, vicepresidente de Federación Agraria (FAA).

En la entidad federada existe una fuerte interna entre la actual conducción reelecta a fines de septiembre y las bases que vienen reclamando la segmentación de las retenciones, una idea que cuenta con el visto bueno de Axel Kicillof.

En la misma jornada en la entidad rosarina, Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, consideró que “necesitamos un acuerdo social enmarcado en la unidad y el consenso entre todos los sectores, incluyendo el arco sindical”.

Como sea, uno de los temas que se discuten en los chats de productores es la oposición en el Congreso a partir del 10 de diciembre y la conformación de la Comisión de Agricultura en la Cámara de Diputados donde nacen los proyectos vinculados al campo.