El Frente de Todos no confia en Smartmatic y tendrá su computo paralelo

El Frente de Todos no confia en Smartmatic y tendrá su computo paralelo

El kirchnerismo volvió a sembrar dudas sobre el escrutinio provisorio. Este miércoles, después de una extensa reunión entre los apoderados del PJ y los directivos de Smartmatic en la Cámara Electoral, desde el Frente de Todos difundieron un tuit en el que anuncian que volverán a tener un sistema de control “propio” para evitar la “manipulación” de los resultados.

El apoderado Jorge Landau contó que la cumbre de cuatro horas con la gente de Smartmatic no fue fructífera porque la empresa no puso a disposición el código fuente y el Software, un reclamo que repiten desde antes de las elecciones primarias.

A través de un pendrive, Smartmatic entregó unos archivos que se auditarán este jueves, cuando llevarán a cabo una nueva reunión.

“La información paralela va a tener mucha más fuerza a partir de lo que sucedió en las PASO, cuando nuestro sistema de mesas testigo dio perfectamente la información”, dijeron desde el Frente de Todos a este medio. En ese sentido, insistieron en que no advierten un posible “fraude” sino la tergiversación inicial de los datos en beneficio del gobierno.

Este martes, los apoderados elevaron una denuncia ante la jueza María Servini de Cubría en la que remarcaron que en las dos pruebas piloto de escrutinio provisorio realizadas para las elecciones generales del próximo domingo volvieron a evidenciarse “errores” y exigieron garantías en relación a la “puesta a cero del sistema”.

Habían denunciado además que la demora en “la entrega de los aplicativos y los códigos fuente del software” desarrollado por Smartmatic para llevar adelante el escrutinio provisorio “hace imposible tanto el análisis de los mismos como introducirle correcciones”.

En ese sentido, indicaron que “los errores” que se produjeron en las PASO, que derivaron en una demora de una hora y media en la publicación de los primeros resultados, “volvieron a evidenciarse en la prueba del 21 de septiembre y el simulacro del 5 de octubre pasado”.