Region

Santa Fe: diputados reclama por la Ley de Cannabis Medicinal

Un análisis del laboratorio de la facultad de Ciencias Bioquímicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) arrojó que el 70% del aceite de cannabis que circula tiene una dosis menor a lo que necesitan los pacientes, tornando más que dudosos los efectos terapéuticos deseados por quienes lo adquieren.

El diputado provincial Joaquín Blanco (PS) recordó que “Santa Fe está lista para producir un producto que cuente con la debida preparación y supervisión profesional, pero por demoras de Nación, no podemos ni importar la materia prima ni producirla en nuestro territorio”.

Según los resultados del análisis realizado por el laboratorio de la facultad de Ciencias Bioquímicas de la UNR, siete de cada diez muestras que reciben provenientes del mercado ilegal, tienen un bajo contenido de cannabinoides (CDB y THC), no cumpliendo con su función terapéutica.

“En el estado de situación actual, las personas deben pagar costos altísimos para adquirir el producto importado, recurrir a preparados en forma artesanal o que se compran en el mercado negro. Incluso, si hoy uno ingresa a Mercado Libre, puede comprar el aceite, pero el problema es que es imposible saber cuál es el contenido real de ese frasco”, añadió el legislador.

El diputado socialista destacó los resultados de este estudio a raíz de que Santa Fe cuenta con la Ley de Cannabis Medicinal desde hace tres años pero que todavía no pudo ser aplicada en su totalidad. “La esencia de la ley es la producción pública de estos medicamentos, y así poder cubrir la demanda a todos los pacientes, pero no nos autorizan la importación de cannabis (una posibilidad es desde Uruguay) para que nuestro laboratorio público pueda hacerlo”, destacó Blanco, uno de los autores de la ley.

Actualmente, la Provincia cubre la demanda de 45 pacientes de IAPOS, que importa el aceite desde Estados Unidos. “Si nos autorizan la producción propia, podemos ofrecer en todo el territorio un producto realizado por profesionales y con supervisión médica, y así los pacientes no tendrían que acceder a un aceite con bajo contenido de cannabinoides”, expresó.

Además, el legislador agregó que eso “facilitará la generación de estadísticas públicas, que estarán al alcance de todos” y la investigación de los efectos del aceite en otras enfermedades.

A la corte

El reclamo del grupo “Madres que se plantan” destinado a llevar adelante el autocultivo y producción de aceite de cannabis para sus hijos llegará a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

La decisión fue tomada en las últimas horas y por unanimidad por la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario, que habilitó el recurso extraordinario presentado en junio pasado.