¿Cómo mide Macri en el bastión electoral de Cambiemos?

La Ciudad de Buenos Aires, es donde el presidente, mantiene los niveles de adhesión más altos del país sin embargo la crisis comienza a hacer mella en su imagen

La Ciudad de Buenos Aires, es el bastión de Cambiemos donde el presidente Mauricio Macri, mantiene los niveles de adhesión más altos del país. Pero la profundidad de la crisis está haciendo mella en su imagen repercute en las chances de reelección de su sucesor en el sillón de Parque Patricios, Horacio Rodríguez Larreta.

Pese al secretismo con el que se manejan las encuestas que los espacios políticos encargan a sus consultoras de confianza, varios analistas coinciden en señalar que la crisis económica debilitó el apoyo a Cambiemos en general y al PRO en particular en el distrito que fue cuna de la coalición electoral que maneja los hilos del país desde la Casa Rosada.

Tres mediciones que trascendieron del escenario electoral en la Ciudad, donde los muestreos se realizan exclusivamente por encargo de partidos políticos y clientes, a diferencia de la provincia de Buenos Aires, que cosecha un mayor rating. Dos de las tres medidoras compartieron los datos bajo la condición de mantener la reserva de la fuente.

Una encuesta encargada desde un bastión opositor en la Capital Federal ilusiona desde hace días a los correligionarios de ese espacio, luego de constatar que la aprobación del Gobierno nacional bajó al 45%, mientras que el rechazo a la marcha del país es el 52%. De todos modos hay moderación en las unidades básicas porque, en cambio, Larreta tiene 59% de aprobación a su mandato.

El relevamiento de esta consultora, que también hace asesoramiento económico y empresarial, indica que la aprobación de la gestión de Macri viene en caída desde noviembre de 2017, apenas un mes después de las elecciones legislativas, cuando un 66% daba un pulgar arriba por Cambiemos, mientras que la administración porteña también se desinfló desde aquel guarismo y en la misma fecha, pero a un menor ritmo y con pequeñas remontadas.

En términos de imagen, la mitad de los porteños tiene una valoración negativa de Macri, mientras un 48% le mantiene su apoyo. En cambio Larreta tiene una imagen positiva del 54%, cinco puntos por debajo del “visto bueno” a su gestión, y un rechazo del 43%. Es decir, la gestión de Macri es menos valorada que su persona, mientras sucede al revés con Larreta: se le valora su capacidad de “hacedor”, pero su carisma no termina de ser convocante.

Una segunda encuesta, elaborada por Gustavo Córdoba y Asociados con 600 casos recabados por teléfono entre el 7 y 8 de febrero en el distrito, teniendo en cuenta el peso demográfico de cada comuna, marca una paridad entre la imagen positiva y negativa del jefe de Estado: 48,7% lo avalaba y 47,9% lo rechazaba. Su gestión, en cambio, tiene un 55,1% de desaprobación en la Capital.

Un mes atrás, Larreta tenía 45,4% de imagen positiva frente a 50,5% de imagen negativa, con una aprobación de su gestión del 49,9% y un repudio del 49,6%.

Según Gustavo Córdoba, el fenómeno de más respaldo a Macri que a su gestión -y viceversa con Larreta- responde al hecho de que al presidente “le valoran más la persona que la gestión”, mientras que al alcalde distrital “se le valora su perfil de gestor, pero evidentemente tiene un tema con su posicionamiento personal y su carisma”.

Para el analista y consultor, “hay una negatividad incipiente que se nota mucho en Macri” y “un desacople de la gestión nacional con la porteña, que se viene acentuando por el desgaste de la administración nacional y por la falta de resultados económicos”

Un tercer relevamiento indaga sobre la voluntad o rechazo de seguir con las actuales figuras en los Ejecutivos nacional y porteño. Los que piden un “cambio” de gobierno a nivel nacional son el 55,7% frente al 38,5% que prefiere que siga Macri, mientras en la Ciudad, 49,3% quiere que siga Larreta, frente a un 44,3% que pide alternancia.

Por edades, en el caso porteño, el 60% de los jóvenes de 16 a 34 años dice avalar un gobierno de otro signo político tras 12 años del PRO. Entre los adultos de hasta 55 años hay una paridad, y quienes más respaldan al actual jefe distrital son los abuelos: 61,7% parece querer seguir encontrando a Larreta en los encuentros con vecinos.