Política Plus
Otro sitio realizado con WordPress
- Publicidad -

- Publicidad -

Por primera vez dejan de caer las proyecciones de los expertos

Hay señales de que la caída de las expectativas habría hecho pié, aunque para terminar el 2018 muchísimo peor de lo que preveían los mismos analistas en enero

0 66

Tal vez sea un efecto del “plan Sandleris”: en noviembre, por primera vez desde que empezó el año, las proyecciones de expertos que deja la Encuesta de Expectativas Macroeconomicas de El Cronista (EMEC ) no fueron peores que las del mes anterior.

En la EMEC participan todos los meses al menos una decena de los principales centros de investigación económica del país que responden sobre 12 variables clave. Tras aquel #28D del año pasado en el que el Gobierno anunció la revisión de las hasta entonces inclaudicables metas de inflación, las expectativas sobre el precio del dólar, la inflación y la actividad económica fueron empeorando mes a mes, en una curva que se fue empinando con el impacto de la sequía, las sucesivas corridas cambiarias y la aceleración de los precios y en la que, por el contrario, no tuvieron impacto las “noticias positivas” como el primer acuerdo con el Fondo Monetario Internacional o el anuncio de que la Argentina sería catalogada como mercado emergente.

Con la pax cambiaria que en las últimas semanas acompañó al flamante esquema de bandas, la proyección para el dólar a fin de año y a fin de 2019 fue por primera vez más baja que en el mes anterior. Las expectativas de inflación se mantuvieron prácticamente sin cambios (cuando venían empeorando durante 13 mediciones consecutivas). Y lo mismo ocurrió con las previsiones con respecto al PBI y el desempleo.

Es la primera vez en más de un año que esa estabilidad o mejora se da simultáneamente para todos esos datos. Así, y aunque aún deben confirmarse las proyecciones (y además una parte se explica por la previsible menor volatilidad de las proyecciones con casi todo el año consumido), hay señales de que la caída de las expectativas habría hecho pié, aunque para terminar el 2018 muchísimo peor de lo que preveían los mismos analistas en enero.

Dólar Tanto por la mediana (el dato que divide a las respuestas en dos partes iguales) como por el promedio, la EMEC proyecta un dólar minorista en torno a los $ 37,5 para fin de este mes y a alrededor de $ 40 para fin de año, por debajo de lo que proyectaban para el 30 de diciembre las encuestas de octubre y noviembre. Para fin del 2019, en tanto, la encuesta prevé un dólar a $ 48 ($ 50 según el promedio), en el primer registro en más de un año que resulta más bajo que el del mes anterior.

Inflación Tal como espera el Banco Central y como anticipan otros datos de mercado -por ejemplo, la diferencia de tasas que pagó ayer Hacienda por sus Letras Capitalizables (Lecap) y las atadas a los precios minoristas (Lecer)-, los analistas esperan que tras los altísimos datos de inflación de septiembre y octubre haya una baja sensible en noviembre (hasta alrededor del 3% mensual, con un mínimo esperado de 2,7% y un máximo de 4,7%).

Para todo 2018, la proyección se incrementó pero apenas en 0,2 puntos porcentuales al llegar al 48,2% (en lo cual influye que tanto el IPC Indec de setiembre como el de octubre fueron más altos que los previstos), mientras que para 2019 la inflación esperada es del 28,4% (frente al 28% de la EMEC de octubre). Si bien en ambos casos hay una ligera suba en la inflación esperada, es el menor incremento de todo el año.

Tasas y reservas Con respecto a las tasas, se espera que la de las Letras de Liquidez (Leliq, los títulos a 7 días que sólo pueden suscribir los bancos) termine diciembre en el 60% nominal anual, aunque con cierta dispersión -que no se había registrado en octubre- que va desde el 55% al 65%.

En cuanto a la interés promedio que pagará a fin de año el sistema por los plazos fijos a 30 días y por los depósitos de más de un millón de pesos (Badlar), se mantuvieron (casi) inalteradas en el 45% y el 50%, respectivamente, en línea con la (casi) estabilidad de las expectativas de inflación 2018.

La proyección sobre cómo cerrarán el año las reservas del Banco Central volvió a subir (ya lo había hecho el mes pasado) hasta los u$s 57.000 millones, la más alta desde mayo.

Actividad y empleo

La EMEC de noviembre calcula que el tercer trimestre cerró con una caída interanual del 2,7% del Producto Bruto Interno (PBI) y que ese retroceso se ampliará hasta el 4,2% en octubre-diciembre.

Para todo este año, la caída del PBI interanual proyectada es del 2,5%, exactamente igual a la prevista en la EMEC de octubre, mientras que la expectativa para el año que viene es de una contracción del 1,3% (frente al 1,2% de hace un mes). Es la primera vez desde abril que la proyección 2018 no es peor que la del mes anterior (lo que también se explica, en parte, porque ya se conocen los datos de una mayor parte del año).

En cuanto al comercio exterior, se prevén exportaciones por u$s 60.922 millones para todo este año, con importaciones por u$s 66.749,5 millones, lo que arrojaría un dèficit comercial de u$s 5827 millones, similar al proyectado en la encuesta de octubre, mayor al de los meses previos pero mucho menor al previsto en la primera mitad del año (cuando los analistas aún apostaban a un año de crecimiento económico).

El desempleo previsto para el último trimestre del año, en tanto, bajó apenas -por segundo mes consecutivo- al 9,5%.

Cuentas públicas

De la mano de la inflación que fue subiendo durante el año -y tal vez acompañando también la mejora en los esfuerzos recaudatorios de la AFIP-, otra vez aumentó la proyección de ingresos fiscales nacionales para todo el año para llegar a los $ 3,59 billones.

En cuanto al déficit fiscal primario esperado (el dato con menos alteraciones en las proyecciones), se mantuvo en el 2,6% del PBI para este año y subió ligeramente, hasta el 0,3%, para el año que viene, cuando el Gobierno prometió cerrar en equilibrio.

Leave A Reply

Your email address will not be published.