Política Plus
Otro sitio realizado con WordPress
- Publicidad -

- Publicidad -

El Congreso se paraliza por la interna en Cambiemos

El fuerte comunicado de la UCR desatado por la pérdida de un diputado en el Consejo de la Magistratura obligó a sus referentes parlamentarios a suspender las sesiones

0 75

La dura interna en Cambiemos desatada por la pérdida de un diputado en el Consejo de la Magistratura obligó a sus referentes parlamentarios a suspender las sesiones previstas para este miércoles en ambas Cámaras de Congreso.

Iban a ser las últimas reuniones ordinarias del año, pensadas para aprobar proyectos pendientes y acordados por todas las fuerzas políticas, pero deberán esperar.

En Diputados las heridas entre Cambiemos y la oposición no haría fácil que las autoridades de los bloques negocien un dictamen y menos aún tras el faltazo de la UCR a la reunión de Gabinete, después de un duro comunicado en el que acusaron de “impericia” a los operadores de la Casa Rosada.

El peor clima es en Diputados, donde el radicalismo por primera vez no tendrá representantes en la Magistratura. Hubo reunión de bloque esta tarde y todos los cañones apuntaron contra Rogelio Frigerio por sus coqueteos con el peronismo.

“Ya no confiamos en la conducción política del Gobierno. No se puede negociar el presupuesto, ceder recursos y luego perder dos cargos claves en la Magistratura”, coincidieron. Tampoco entienden bien qué pasó en el Senado, donde siendo el interbloque más numeroso, Cambiemos seguirá con uno de los tres representantes en el organismo.

Los radicales no aceptan que el ministro dialogue con peronistas locales en provincias como La Rioja y Tucumán, donde la UCR tiene sus figuras listas para destronar a los gobernadores. “Nadie nos preguntó”, repetían.

En Diputados, mañana iba a sancionarse el aumento de bienes personales, con los cambios digitados en el Senado que este martes tuvieron dictamen en la Comisión de Presupuesto, presidida por el macrista Luciano Laspina.

No hay acuerdo para aprobar la baja de los impuestos a las cooperativas, consensuada por todos los bloques del Senado. Lobbystas de Córdoba y Santa Fe ya recorren despachos para activarla.

Monzó especulaba con llamar a sesión el martes, pero no será fácil llegar al quórum porque muchos diputados temen no tener vuelos de regreso, por los celosos operativos de seguridad del G20.

En este clima de desconfianza cobra fuerza la idea de tratar los últimos temas pendientes en sesiones extraordinarias, la primera semana de diciembre, cuando imaginaba el recinto cerrado.

En el Senado, Cambiemos y el PJ negociaban aprobar este miércoles la ley de financiamiento político,con dictamen hace quince días y que ya empezaron a leer los jefes parlamentarios de Diputados para sugerir modificaciones.

Ninguna fuerza política quiere llegar a 2019 sin una ley que regule su financiamiento porque, coinciden, no habrá contador que se atreva a firmar balances.

Federico Pinedo había convocado a una reunión de labor parlamentaria para las 18 de este martes, la postergó para el miércoles a la mañana por la asunción en el Consejo de la Magistratura.

Pero por la noche, los radicales prefirieron suspenderla y el peronismo, en todas sus vertientes, quedó desconcertado y a la espera de mejores noticias.

Especulan con un clásico de los años kirchneristas: las extraordinarias en el Senado para aprobar acuerdos de jueces y militares en diciembre. Si es necesario, podría agregarse alguna ley. Primero debe ponerse de acuerdo Cambiemos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.