Política Plus
Otro sitio realizado con WordPress
- Publicidad -

- Publicidad -

La industria registró la peor caída en 9 años

La industria manufacturera presentó una baja del 11,5% en septiembre y acumula cinco meses consecutivos en baja

0 58

La industria manufacturera presentó una baja del 11,5% en septiembre y acumula cinco meses consecutivos en baja. No sólo se trata de la merma más importante del año que coincide con el peor período de crisis cambiaria del 2018 con un dólar saltando más de 10 pesos y una inflación récord, sino que es el peor resultado desde mayo del 2009.

Por su parte, en el acumulado de los nueve meses del 2018, el indicador mostró una disminución de la actividad manufacturera del 2,1% con respecto al mismo período del año anterior, lo que hace suponer que terminaría por encima del 3% para fin de año.

“Es muy probable que la industria caiga más que el conjunto de la economía principalmente porque está vinculada al mercado interno que se está desplomando. Seguramente octubre sea un mes igual de malo y el 2019 también será un año muy complicado para la industria”, indicó a este medio el economista Martín Alfie de la consultora Radar.

Cuatro de los doce rubros manufactureros relevados presentaron retrocesos superiores al 20% y otros tres cayeron por encima del 10%. Los peores resultados se observaron nuevamente en la industria textil (-24,6%) -que a partir de la contracción en la demanda interna viene afectando seriamente la cantidad de pedidos-, seguida por edición e impresión (-21,6%), metalmecánica excluida automotriz (-20,5) y productos de caucho y plástico (-20,4%).

La industria automotriz demostró que continua por una fuerte crisis marcando una baja del 15,7%, mientras que el sector del tabaco indicó una merma similar del 15,8% y la refinación de petróleo volvió a tener una baja de dos dígitos (-11%).

El único rubro que registró un resultado positivo fue la industria metálica básica con un crecimiento del 2,7% vinculado principalmente al sector exportador de aluminio. Por otro lado, los productos siderúrgicos tuvieron una menor fabricación destinada a la construcción, al sector automotriz y a la línea blanca, pero mejoraron su desempeño en los pedidos vinculados al sector de gas y petróleo gracias al dinamismo de Vaca Muerta.

En base a estos resultados, la encuesta cualitativa industrial no presentó las mejores expectativas por parte de las empresas. El 60,7% espera una menor demanda interna para el último trimestre del año, contra sólo un 8,8% que mantiene una visión optimista y es por eso que la mayoría (41,8%) anticipa que utilizará un porcentaje más chico de la capacidad instalada.

Al igual que en los últimos meses, las expectativas empresarias prevén mayoritariamente una disminución en la dotación de personal (29,8%), mientras que un sector minoritario espera incrementar su planta (5,9%). Estos números se profundizan en relación a la cantidad de horas trabajadas, que al no tener la necesidad de realizar despidos para disminuirlas, el 39,5% de los empresarios proyectan disminuirlas.

Respecto al comercio exterior, la encuesta refleja fielmente el giro de la balanza comercial argentina que logró revertirse en el último mes -pero no así en el acumulado anual- gracias a un desplome de las importaciones y no debido a un alza de las ventas externas. El 43,3% de las firmas anticipó una merma en sus importaciones de insumos contra el 28,6% que espera subas en sus exportaciones.

Leave A Reply

Your email address will not be published.